domingo, 8 de junio de 2008

Práctica 3: Calor de combustión de una sustancia

Introducción

De acuerdo a la primera ley de la termodinámica, que indica concretamente la conservación de la energía, ya que no hay pérdida de ésta hacia los alrededores; se puede determinar la capacidad calorífica de un sistema. La capacidad calorífica es la cantidad de Energía necesaria para producir un asenso de temperatura en un grado. De ésta se puede diferenciar de procesos que se realizan a volumen constante (Cv) y a presión constante (Cp), siendo distintas en magnitud.

Los cambios térmicos en la combustión de un material se miden efectuando el proceso en forma adecuada en un calorímetro. El equivalente en agua (capacidad calorífica) del calorímetro se pude determinar multiplicando los diversos pesos de la vasija calorimétrica, por sus respectivos calores específicos; a éste producto se le suma el peso del agua de la vasija y la suma se multiplica por la elevación de la temperatura, lo resulta el calor desarrollado en la reacción. En ésta experiencia se determina la entalpía de combustión que es la energía necesaria para quemar cierta cantidad de una sustancia determinada.

Conceptos fundamentales














Materiales
1 Termómetro -10 a 360ºC
1 agitador

1 soporte universal

1 envase metálico pequeño sin tapa

1 envase grande con agujeros en la parte superior y con agujeros en la tapa

1 trípode

1 placa de calentamiento

1 frasco lavador

1 pipeta 25mL


Reactivos


Vela de cera

Hielo

Agua



Equipos

Balanza digital
Balanza de brazo



Procedimiento: Diagrama de flujo


















Datos necesarios para el análisis